Buscar
  • Em-Pawer

Café mi amarga solución

Me despierto en la mañana y el mundo se ve como un lugar gris, frío y obscuro. La persona que se encuentra a mi lado en la cama parece haber salido de un episodio de Walking Dead y mi humor esta al nivel de alguien que decidió invertir todo su dinero en BlockBuster y no en Netflix.


Con ese sentimiento tan desolador me levanto de la cama con una única misión y dirección fija -LA COCINA- y justo al haber llegado a este lugar encuentro entre sombras un ELIXIR que pretende disipar todos esos malos sentimientos, sucumbo a su olor y calor doy ese primer sorbo mañanero a mi tan entrañable CAFÉ.


Y es así como todo empieza a mejorar, soy capaz de apreciar los colores de nuevo, me doy cuenta de que esa persona a lado mío es tan bella como salida de un cuento y mi humor cambia al de aquella persona que compro varios BitCoins cuando costaban un Dollar.


Creo la descripción previa es una aproximación a las mañanas de varios de nosotros, todos aquellos Coffee Lovers que no son capaces de iniciar una mañana sin una buena taza de café.


Pero justo con el boom de esta bebida que por ahora genera un mercado superior a los 10 billones de dólares (no tengo ni idea de cuantos ceros lleva esa cifra) y siendo la 2da bebida de consumo humano tras el agua, aparecen una serie de mitos y tabús alrededor de esta bebida, partiendo desde algunas teorías que elevan esta bebida a la par de un suero de la vida eterna hasta las teorías opuestas que la asocian a graves daños a la salud.


Pero ante todo esto ¿Cuáles son ciertas? ¿El café me mata y me envenena?



Pues con una de las introducciones más largas que he hecho en este blog, doy inicio a otra de las ya conocidas historias de como comencé a investigar los posibles beneficios de esta bebida.


Hace un par de años durante una comida con un familiar cercano salió “casualmente” un tema de salud ( el termino “casualmente” en esta frase cuando eres médico es la forma elegante de decir SIEMPRE me preguntan) dicha plática trataba un tema muy específico, este familiar había presentado en los últimos años problemas de próstata (nada grave una ligera inflamación) y entonces como podrán imaginar todas las preguntas iban encaminadas a riesgos futuros y acciones a tomar para mejorar este problema.


Durante la charla noté una actitud muy diferente en este familiar, si bien el no es un amante de una EXCELENTE taza café, siempre lo había visto tomar café en grano con método de extracción por cafetera a presión y esta vez estaba preparando un café soluble y DESCAFEINADO, cosa que me pareció bastante extraña. Fue así como al darme cuenta de este acto pregunté de manera sutil “¿Descafeinado y soluble? ¿Y eso tan horroroso?” y este familiar tuvo a bien contestarme de manera sutil y atinada “me lo recomendó el urólogo” (Todo esto con una mirada de -Y a ti que te importa-).


Su respuesta me dejó dubitativo por un rato, intentando reflexionar y extraer de mi memoria las clases de fisiología y urología en la carrera, y tras varios intentos no logré recordar ninguna asociación al menos una digna de recordar.


Como ya se imaginarán y al ser una persona inquieta (por no decir un tremendo intento de -SABELOTODO-) me dirigí a repasar este tema y no logré encontrar asociación directa a este tema de hecho todo lo contrario encontré datos bastante interesantes a cerca de esto que a continuación enlistaré:


  • Tiene sustancias fitoquímicas con potencial beneficio en el cuerpo (Cafeína, Ácido clorogénico) con efectos antioxidantes.

  • Relación inversa de su consumo con enfermedades crónico-degenerativas

  • Mejora la capacidad cognitiva y funcional, disminuye el riesgo de depresión y problemas cognitivos (Alzheimer, Parkinson)

  • Ayuda a la desintoxicación del cuerpo (reduce células malignas)

  • Disminución en la incidencia de Cáncer


Hablemos un poco también de las malas (todas ellas en consumo excesivo):


-Causa de insomnio

-Fatiga muscular (en adictos que dejan súbitamente el café)

-Efectos en el peso del feto o nacimiento pretérmino. (la vida media de la cafeína en el cuerpo se dobla en este momento)


Y justo en este punto tu me dirás “Ok ya me dijiste lo bueno que hace el café y me asustaste bastante con los daños que me puede producir, pero ¿cuánto es mucho y cuánto debo/puedo tomar?”


Pues bueno he aquí el consejo de este blog:


Acorde a la literatura que revisé el consumo de Café óptimo que genera los mayores beneficios sobre la salud es alrededor de 3 tazas al día, teniendo mayores cualidades los métodos de extracción por filtrado lento y dependientes de calidad del grano.


Si bien tanto los beneficios como los posibles efectos nocivos siempre deben individualizarse ya que dependen mucho de susceptibilidad genética, tipo y calidad del café, método de extracción, cantidad y años de exposición a la bebida los beneficios sobre la salud son claros.


Es así como hemos llegado al consejo final:


Al igual que en la mayoría de las cosas en la vida lo más importante es la calidad y un consumo moderado, así que porque no al terminar de leer este blog realizas una búsqueda en internet de una cafetería de especialidad dónde puedas disfrutar de una buena (o buenas) taza de café donde también te puedan guiar en este arte, explicarte el origen de los granos, lo métodos de extracción que más respeten las cualidades y obtención de nutrientes de estos y obviamente el sabor que más se adapte a ti, y así puedas alejarte no sólo de los mitos de salud si no también de los malos cafés.


Y si vives en Madrid y no sabes a donde ir dejó una lista de las cafeterías que más me gustan y que saben muy bien lo que hacen respecto a la calidad de este elixir.

  1. Bianchi

  2. Mission Café

  3. Hanso

  4. Toma Café

  5. Unfltrd


Si tienes dudas de lo que se ha expuesto en este escrito dejo los links a las referencias bibliográficas:


https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5696634/


https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/10408390903586412?scroll=top&needAccess=true

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo