Buscar
  • empawerfitness

¡Sólo esto me faltaba! o ¿Me faltaba sólo esto? El orden de una frase que representa una gran verdad

Inicios de septiembre, fin del verano, regreso a clases, regreso al trabajo, sin embargo en un panorama inimaginable. Quién iba a decir que para muchos de nosotros la vuelta a nuestras actividades iba a representar vuelta al encierro, a unas circunstancias inciertas con retos diferentes, horarios de oficina que parece que nunca acaban, horas escolares donde conversar con tus compañeros durante la clase literal será imposible y una serie de ajustes digitales que no para todos será sencillo.


Por estos motivos te propongo que al igual que Einstein con la “Relatividad” veamos esto desde múltiples perspectivas.

Durante mi periodo de formación como Bioeticista uno de los términos que más impacto mi vida fue la Resiliencia, ¿Qué es esto? varios se preguntaran así que comenzaré con una breve definición personal:

Resiliencia “cualidad de sobreponerse a una circunstancia adversa, siempre realizando la pregunta correcta ¿Para qué estoy viviendo esto? en vez de ¿Por qué a mí?, pregunta que me permite ser actor de mi propia historia y dar la cara correcta al problema.

Habiendo dicho esto ya sospecharas porque creía de vital importancia compartir este concepto con ustedes, justo ahora que estamos volviendo a una realidad alterna pero al fin y al cabo “realidad” te propongo lo siguiente.

Date unos minutos para organizar tu vuelta al trabajo/oficina/escuela (aunque eso represente volver a la mesa de tu salón), decide de que manera harás que esto que nos está pasando mejoré tu vida o al menos no la haga tan mala como crees.

Pon una plantita a en una esquina de tu escritorio e imagina que es tu nueva oficina con vista al bosque; en vez de pensar que comes donde trabajas ve la oportunidad que siempre quisiste de comer diario en casa (ya sea con tu familia / amigos / compañeros de piso); si el regreso al gimnasio se ve improbable imagina que por una hora de tu día el salón de casa se vuelve el “Garage Gym” que siempre soñaste.

Tu me dirás “Fácil decirlo, pero no es tan divertido” y en esto tengo que darte la razón, muy altamente probable no lo sea, sin embargo y como en cada blog te daré un pequeño consejo o biohack que te permita ver las cosas de otra manera.

Existe una teoría que ha sido ampliamente estudiada (aunque aún no tan comprobada) de que tu cerebro no es capaz de distinguir una sonrisa falsa de una verdadera (me refiero a tu propia sonrisa no la de los demás) y eso hace que sonreír detone una reacción fisiológica que te haga sentir bien. Es así como resiliencia / relatividad/ y un poco de neurociencia se juntan. Tomemos como punto de partida que esta premisa es real, entonces todo te hará más sentido.

Y si…. en efecto y cómo decía mi madre y el gran – Immanuel Kant “Vemos las cosas, no como son, sino como somos nosotros”.

Entonces la propuesta es:

  1. Acepta lo que estás viviendo

  2. Abraza las sensaciones que esto te produce

  3. Pon la mejor cara (De ser posible...¡Con una sonrisa!)

  4. Toma un rumbo de acción, así sea sólo un cambio de actitud que te permita ver las cosas de una mejor manera

El problema o circunstancia adversa será tan grande como tu decidas y a la vez te enseñará tanto como tu lo permitas.

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo